ORLANDO Y SANDRA

Trabajar en algo que nos gusta implica invertir muchas horas en el intento y nuestra profesión demanda cariño y respeto diario por ustedes. Es muy difícil conciliar  la vida personal con la laboral pero nosotros luchamos por ello cada día que pasa. Para ser feliz en el trabajo has de ser feliz en casa y todo es una inmensa cadena llena de descubrimientos y obstáculos que saltar a diario. Es por todo esto y gracias a nuestro Amor por la familia y profesión que intentamos no ver a "LILIUM" como un negocio a corto plazo sino como un medio para poder disfrutar, desarrollar y enriquecer  nuestras Vidas y la de los que nos rodean por todo el tiempo que tengamos. La cocina y el servicio de sala tienen en común que no pueden vivir la una sin la otra cuando lo que quieres y buscas es agradar al cliente, sorprenderle y hacerle participe no solo de una buena comida o cena sino de una experiencia grata que no olvide.