Nuevo boletín, Agosto 2012

Hola familia, ¿qué hay de nuevo?

Bueno les cuento yo primero, ¿vale? :

Como ya saben cambié la posición desde la que dirigía este barco ya hace más de un mes, ahora me encuentro en cocina y poco a poco más cómodo y sin abandonar la sala del todo me voy dando cuenta de otros aspectos en los que no había reparado antes y los cuales serán muy importantes a la hora de tener una nueva visión de lo que más nos importa, que es atenderlos a ustedes bien y que la experiencia de visitarnos se convierta en éxito.

La verdad es que se me está haciendo un poco raro salir a “sala” vestido de cocinero, para que les voy a mentir, pero poco a poco me voy encontrando más cómodo y seguro. Supongo que el tiempo me ayudará.

Durante estos meses de Julio y Agosto les he de confesar que hemos echado mucho de menos caras conocidas pero está claro que las vacaciones de verano han trastocado la marcha de nuestras vidas y lógicamente esto se tiene que notar.
Nuestra clientela a cambiado; (aunque no lo crean aquí necesitamos tener las cartas en cinco idiomas, Español, Inglés, Alemán, Francés e Italiano) ahora en estas fechas vemos muchas caras nuevas, viajeros que nos encuentran a través de internet y que se preocupan por alimentarse bien, con calidad, seguridad y sin fallos, aunque ese punto sea inalcanzable para nosotros puesto que aunque queramos satisfacer por igual a todos sin lugar a dudas es imposible.

Lo importante es querer hacerlo bien, eso de que “la intención es lo que cuenta” es verdad, muchas veces ocurre que vas a un restaurante el cual te recomiendan y falla todo ese día. Somos humanos, y lo pagamos, lo pagamos cuando lo hacemos mal, el cliente no regresa, y cuando lo hacemos bien, la tensión por lograr que nada falle te enferma en forma de nervios.
“Calidad es recibir más de lo que uno espera”, en más de una ocasión les he escrito esto, y es cierto. Nuestras pretensiones no son las de tener un restaurante de alta cocina, si la de tener un buen restaurante. Y nada más. No por figurar en la Guía Michelin hemos de deconstruir platos, simplemente hemos de dar confort a nuestros clientes.

Bueno, fuera aparte de esto he pensado en mejorar la carta en cuanto a entrantes más atractivos (los cigarrillos de morcilla, el pulpo frito con hummus y pimientos, la tosta de pan con almogrote o los langostinos salvajes al ajillo…) manteniendo los que ya tenemos por supuesto y revisando sobre todo los precios.

Existe una realidad y no va a cambiar y es que cada vez más, nos maltratan con subidas del agua, la luz, el gas, impuestos, alquileres anacrónicos, etc. y claro así ya ¿quién sale a comer con tanta frecuencia? Es imposible.
Bueno esto viene dando vueltas en mi cabeza desde hace ya mucho tiempo y es que tengo miedo a que bajando los precios no pueda pagar las facturas del restaurante, que ya nos cuesta, y pienso en lo de siempre, precio cantidad, ósea que si bajáramos los precios pues los clientes podrían pensárselo menos a la hora decidir visitarnos, así que me he cerrado los ojos y arriesgado una vez más a ir contra corriente y bajar cuando todo sube… haber si es verdad y funciona…

Otra cosa, he incorporado, con la ayuda de un viejo conocido de nuestro restaurante, el pastelero Javier Cedrés, dos nuevos postres en nuestra carta, y además hemos cambiado también la calidad de alguno de ellos como el de nuestro couland y mouse de chocolate con naranja de los cuales he decidido optar por un chocolate más intenso y de mejor calidad aún del que ya utilizábamos. Las novedades son el Chiboust de azafrán y manzana, para los que no les gustan los postres muy dulces y el otro es una Milhoja de mousse de queso y cremoso de maracuyá que a mí en especial me vuelve loco.

De los relatos para nuestro concurso les cuento que ya hay más de los que conseguimos el año pasado así que anímense a dos cosas: escribirlos o comentarlos.

Familia, ¿qué les digo?, que aquí me quedo trabajando un poquito más para llegar a casa y ver a la familia, ah!
Nos vamos de vacaciones que se me olvidaba. Bueno aunque tan sólo sea un fin de semana, cerraremos el Sábado día 25 día de San Ginés y lo uniremos con nuestro día de descanso semanal, así que si que podremos disfrutar de unas mini-vacaciones muy merecidas.

¡¡Hasta pronto, y gracias por seguir ahí!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *